jueves, 14 de diciembre de 2017

Potaje de puerros y almendra


Potaje de puerros y almendra


   Mmmmmmmm....nos ha encantado este plato!!!!!!!

Me llamó la atención este potaje de porrada,  en el programa de Torres en la cocina.  Por el aspecto, desde luego,  pero también porque, por lo visto, es un plato de la edad media que los hermanos Torres han recuperado y respetado.
Un plato que les enseñó su primer profesor, Josep Lladonosa, experto en cocina medieval y jefe de cocina del restaurante 7 Portes en Barcelona. Por cierto, mi restaurante favorito de esta ciudad!!!!!

Antiguamente se utilizaba la leche de almendras para sustituir, sobre todo en Cuaresma, a la leche de vaca. Este "manjar blanco" se utilizaba como ligazón de caldos y sopas.
En cuanto al puerro, en época medieval se utilizó para paliar la hambruna y luchar contra enfermedades como la peste.
De guarnición lleva pan, el pan era la base de la alimentación popular en la época medieval, constituía un 70 % de la dieta diaria sobre todo integral.

Yo tampoco he querido cambiar "casi nada" para probarlo tal y cómo se cocinaba en la época. Por eso he cocinado con manteca en lugar de aceite, por ejemplo.

La cantidad de caldo depende de cómo nos guste de espeso y de cómo se trituren las almendras. En mi caso con un litro se me quedaba "para pegar ladrillos" así que le he tenido que añadir hasta que me ha gustado.

En cuanto al queso, 100 gr me parecía exagerado, no he llegado a poner ni la mitad.

Supongo que en aquella época no se tenía tanto miedo al colesterol, a engordar. La vida no era tan fácil, se desgastaba más, había que combatir el frío con los alimentos.....En fin, que hoy no nos podemos permitir comer estos guisotes todos los días, pero merece la pena probarlo. A parte de que, aunque contiene ingredientes muy energéticos y grasos, por otro lado, contiene ingredientes sanísimos como el caldo de ave, el puerro, la almendra con un 20-25 % de proteínas, ácido oleico que previene enfermedades cardiovasculares y un montón de vitaminas.

Un plato reconstituyente, riquísimo!!!!!

  

Ingredientes


  • 1 litro - 1 1/2 de caldo de ave
  • 200 gr de almendra cruda pelada
  • 30 gr de manteca de cerdo ( se puede sustituir por aceite de oliva)
  • 2 lonchas ( unos 180 gr de panceta)
  • media cebolla o cebolleta
  • 2 puerros medianos
  • sal
  • canela 
  • una cucharadita de miel
  • pan integral tostado
  • queso manchego curado



Elaboración


  1. Calentamos 1 litro de caldo, añadimos las almendras. Trituramos y dejamos reposar unas horas en la nevera, mejor de un día para otro.

 

  2. Sacamos de la nevera y colamos. ( Es posible que lo hayas triturado tanto que al colar no queden restos, en ese caso vamos a necesitar más caldo al final).


  3. Ponemos la manteca a calentar. Añadimos la panceta sin la corteza cortada en tiritas.

 

  4. Añadimos la cebolla picada rehogamos y añadimos los puerros cortados. Agregamos un poco de sal y rehogamos a fuego moderado hasta que se cocinen pero sin coger color.

 

 

 

  5. Vertemos el caldo de almendra y dejamos cocer 20 minutos, a fuego suave, tapado para que no se evapore y removiendo, de vez en cuando, para que no se pegue al fondo. Rectificamos de sal. Si nos ha quedado muy espeso podemos añadir más caldo.


  6. Apagamos el fuego y añadimos miel, queso rallado y un poco de canela. ( esta se lo podemos añadir ya en el plato, mejor).

 

  7. Para la guarnición: Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y tostamos unas almendras y unos daditos de pan hasta que quede bien crujiente.

 

  8. Servimos bien caliente. El pan y almendras los ponemos por encima de cada plato una vez servido para que no coja demasiada humedad el pan.







                                                  

                                                                                                               Uffff, qué rico!!!!!!


martes, 12 de diciembre de 2017

Pulpitos confitados



Pulpitos confitados


  Una receta riquísima y facilisima que me ha pasado mi amiga y pescatera Pili !!! 


Chimo, al que le encanta esta receta, ha sido el encargado de limpiarme los pulpitos.

Qué pareja tan extraordinaria!!!!!!!!! Los encontraréis en el Mercado los Pinos de Manises.


Ingredientes


  • 1 kg. de pulpitos
  • 1 puerro
  • 2 cebolletas
  • 5-6 dientes de ajo
  • pimienta en grano
  • 2 hojitas de laurel
  • aceite suficiente de oliva virgen extra ( yo he puesto 200 gr)
  • un poco de sal gruesa


Elaboración


  1. Limpiamos los puerros, con cuidado porque suelen tener mucha tierra. Por ello la parte verde hay que partirla y lavar entre las hojas. Después las atamos para que conserven la forma. Limpiamos la cebolleta y la cortamos por la mitad. Los ajos los dejamos con la piel.


  2. Colocamos en una cazuela, olla...todos los ingredientes. Añadimos abundante aceite, no hace falta que se cubra del todo porque al cocerse soltarán jugos que acabarán por cubrir casi completamente todos los ingredientes.

 

  3. Ponemos a calentar, cuando casi comience a hervir bajamos el fuego al mínimo y dejamos que confite tranquilamente. Notaremos que está cuando pinchemos la verdura y veamos que está tierna, dependerá del recipiente, de las cantidades, del fuego... ( a mí me ha tardado unos 90 minutos).


  4. Dejamos reposar y servimos.  Podemos darle color con un poquito de pimentón espolvoreado.





El aceite que nos ha sobrado se cuela y se deja en la nevera para otras elaboraciones.


                                              No sé si está más rico el pulpo o la verdura!!!!!!!!!!!


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Tarta de requesón




Tarta de requesón

  Masa crujiente de"crostata"y relleno suave de requesón, en Italia utilizan el queso ricotta, para hacer esta riquísima tarta tan apreciada por los italianos.
Con la cantidad de relleno que he hecho sólo da para un molde de 20 cm. como máximo. En cambio, de masa sobra 1/3. Esto se puede solucionar, la próxima vez, haciendo más relleno ( 600 de requesón, 2 claras, 60 de azúcar, un poco más de canela y la misma ralladura) utilizando un molde de unos 24 cm.
Otra solución es congelar y utilizar la masa que sobra en cualquier otra elaboración, simplemente rellenándola de mermelada y hornandola ya tenemos otro postre delicioso.

Ingredientes


Para la masa:

  •  250 gr de harina de trigo
  • 50 gr de harina de maiz
  • 150 gr de azúcar glas
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 150 gr de mantequilla fría
  • 1 cucharada de agua muy fría ( opcional)

Para el relleno:

  • 400 gr de requesón
  • 1 clara de huevo
  • 40 gr de azúcar glas
  • 1/2 cucharadita de canela
  • ralladura de una naranja
  • una cucharada de azúcar glas para espolvorear


Elaboración 


  1. Ponemos en un cuenco todos los ingredientes secos: las harinas, el azúcar, la sal y la levadura. Mezclamos. Tamizamos sobre la superficie de trabajo en forma de volcán.

 

  2. Añadimos los dados de mantequilla sobre la harina y el huevo en el centro para que no se salga. Mezclamos rapidito y lo justo para que todo se integre, no más, para que no se endurezca. Si la vemos muy seca le añadimos la cucharada de agua. 

 

  3.  Dejamos la bola, cubierta con film, reposando 30 minutos en la nevera.


  4. Mientras, preparamos el relleno: Mezclamos con una varillas manuales todos los ingredientes.

 

  5. Transcurridos los 30 minutos,  sacamos la masa y dividimos en dos partes: 2/3 para cubrir base y paredes del molde y 1/3 aproximadamente (unos 150 gr) para la decoración. ( En realidad me ha sobrado 1/3 de la masa que he guardado en el congelador. El motivo es que pensaba utilizar un molde de 24 cm. pero he pensado que me iba a quedar un relleno muy fino y al final he hecho la tarta con un molde de 20 cm.) 


  6. La parte más pequeña la dejamos en la nevera mientras trabajamos con la parte más grande: Estiramos la masa con un rodillo y cubrimos el molde, mejor si es desmontable ( si no lo es lo forramos o engrasamos). Retiramos la masa que sobra.

 

 

  7. Pinchamos toda la base y paredes con un tenedor y llevamos al horno que estará precalentado a 180º por espacio de unos 20 minutos, hasta que tome un poco de color y se endurezca. 

 

  8. Sacamos del horno y rellenamos. Con la masa que nos sobra cortamos unas tiras para formar el enrejado. Trabajaremos mejor si colocamos la masa entre papel film para estirarla.

 

  9.  Horneamos a 180º C hasta que la masa coja color y se endurezca. ( En este caso, cómo se ha humedecido con el relleno, ha tardado unos 45 minutos).

 

  10. Dejamos enfriar un poco antes de sacar del molde pero desmoldamos en cuanto podamos para que la masa no coja humedad y nos quede crujiente. 
Una vez fría del todo, espolvoreamos de azúcar glas y servimos.





                                                                          Uff, qué rica!!!!!!!!!!